Pelotudo

(advertencia: es una pelotudez)

Recientemente me llegaron comentarios acerca de mi alarmantemente notorio uso de la palabra “pelotudo” en casi cualquier circunstancia de la vida para describir casi cualquier aspecto de cualquier cosa. Llegué a la conclusión de que la gente no entiende lo que “pelotudo” significa; no los culpo. No cualquiera está tan íntimamente relacionado con éste término al punto de entenderlo casi en su totalidad. Paso a describir, entonces, su significado:

Pelotudo es más que boludo, pero menos que imbécil. Pelotudo es al que le roban, y pelotudo es el que le robó. Pelotudo es el bebé que no sabe nada, el adulto que cree saber algo y el anciano que olvidó todo. También es pelotudo el que falla, el que ofende y el que perdona. Pelotudo es el punto medio perfecto entre el cielo y el mar. Es el axis alrededor del cual gira el todo, y es el todo mismo. Pelotudo es como el Ying y el Yang pero sin pelotudeces en el medio. Pelotudo es el que canta feliz en la ducha, pero también el que llora sólo en su cama. Pelotudo es como la alfabetización de Dios mismo y su omnipotencia: pelotudo describe todo a la perfección y a su vez es más abstracto que el vacío. Pelotudo es tan complejo como la entropía del universo, y tan simple y ambiguo como cualquier pelotudez. Pelotudo es el principio y el fin; el alfa y el omega; tu vieja y tu hermana. Pelotudo sos vos por estar leyendo esto, y lo soy yo por estar escribiéndolo. Pelotudo es el que arriesga, el que gana y el que abandona. Pelotudo es Maradona. Pelotudo es el bien y el mal, el rico y el pobre. Pelotudo es el horizonte, la tierra y los montes. Es la combinación real del blanco y el negro que no es gris. Pelotudo es la única característica que nos une a todos. Pelotudo es el bien común. Es el tesoro perdido, con Nicolas Cage incluido. Pelotudo es dogma. Pelotudo es bueno! Y es también malo. Está todo relacionado.

 
18
Kudos
 
18
Kudos

Now read this

Éxito

Es difícil definir el éxito. Más difícil aún cuando a menudo somos asediados por definiciones tácitas del éxito que cruelmente pretenden guiarnos en la vida en busca de algo que no sabemos si queremos. No es ninguna sorpresa para nadie... Continue →